TOC TOC… ¿un mal de los tiempos?

TOC, es una palabra de la psicología clínica que ha tomado vuelo propio. Igual que histeria o neurótico. Se ha extendido en el uso diario. ¿La película de Nicholson? ¿La obra de teatro? ¿Los vientos de la época…? quien sabe, pero es cada vez más común escuchar en conversaciones casuales, Juan es un TOC, o tiene un TOC, o…que TOC sos!!!

Es bueno entonces hacer algunas aclaraciones y ayudar a la gente para un uso más adecuado del término. Ya que se usa… ¿por qué no hacerlo correctamente y evitando ir por la vida etiquetando equivocadamente…?

No es lo mismo Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC), que Rasgos Obsesivos o Trastorno de Personalidad Obseso Compulsivo. No es lo mismo TOC como trastorno de ansiedad, que otras manifestaciones TOC que tienen características psicóticas. ¿Egosintónico o Egodistónico? Hay variedad ¿no?

Veamos, si Ud. tiene un amigo que es muy prolijo, le gusta estar con el pelo correcto, que no se le haga arruga a su ropa, que anda tocando con cierto asquito lo sucio, que repite lo dicho varias veces como si uno no lo hubiera entendido a la primera, que estaciona el auto en lugares donde nadie pueda chocárselo, etc…(Ud. me entiende…) no tiene un amigo TOC, tiene un amigo de rasgos obsesivos de los que él no solo no se preocupa sino que piensa que le definen positivamente. Si en cambio estos rasgos lo llevan a una rigidez que entorpece su vida, a través de dudas persistentes, orden excesivo, perfeccionismo, rutinas rígidas, hiperexigencia, etc. ya no es un rasgo obsesivo, sino un trastorno de la personalidad obseso compulsiva. Una forma patológica de ser…Ni se da cuenta, está convencido que esta forma de vivir es la adecuada. ¿La diferencia con los rasgos? La rigidez, la inflexibilidad y la estabilidad de esta rigidez en el tiempo.

¿Y el TOC? En ese caso Ud. vera a su amigo haciendo, pensando o temiendo cosas que son definidamente extrañas. Algunas observables, son manías diría Ud. como no tocar ciertas cosas, o andar haciendo muchas diferentes cábalas para evitar consecuencias negativas para él o sus queridos si no lo hace. Hace uso de sistemas rígidos y compulsivos de sistemas antigérmenes. A todo esto ¿qué es compulsivo?, pues puede definirse como algo que NO puede NO hacerse por mas ridículo que se lo sienta. Entonces incurren en conductas extrañas porque no pueden evitarlo. Lo saben ridículo y hasta loco, les avergüenza e intentan disimularlo pero no pueden evitar hacerlo. Pueden pasar por las cerraduras, ventanas, calefones, cocinas, chequeando que todo esté cerrado. Pueden volver varias veces dudando si lo cerraron bien o no. Y Ud. los vera perdiendo largos tiempos en su casa antes de irse.   Hay otras que tienen pero no las hablan. Pensamientos vergonzosos que le vienen y nos lo puede parar y los atormentan. Pensarse capaces de actos bizarros que sienten que harán pero que nunca será así y sin embargo los atormenta como estar hablando con alguien y pensar que se desnudara o intentaran besar, en contra de todo sentido común.

¿TOC ansiedad o TOC psicosis? Si me lavo las manos varias, muchas veces, hasta incluso irritarlas, es una cosa. Si me encierro en mi cuarto, no dejo que nadie entre, entrando en pánico si alguien lo hace mientras lleno botellas de orina que voy guardando en mi cuarto minuciosamente (se acuerda del caso de Howard Hughes? ¿No? Búsquelo en Wilkipedia. En ese caso, hay un TOC dentro de un caso absolutamente bizarro, TOC psicótico podríamos decirle.

La diferencia es que uno es bizarro y hay conciencia de tal cosa, en el segundo es bizarro igualmente pero la conciencia de tal cosa es relativa y la incapacitación para la vida es desde muy mayor hasta total.

¿Por qué tanta diferenciación me preguntara? Pues porque, y aquí es donde va un mensaje esclarecedor, cada una tiene necesidad o NO de tratamiento y en caso de necesitarlo, el mismo es distinto según sea uno u otro. Así que la diferencia es necesaria para que se pueda elegir la mejor opción.

Los cuadros del espectro Obsesivo, puede ser algo con lo que la persona elija vivir y no lo trate nunca. Probablemente le será difícil para su interacción social, pero que los hay, los hay. Cuando es TOC propiamente dicho, el tema se pone difícil. Armar una vida donde se pueda vivir y compartir padeciendo un TOC severo es complicado, y cuando esto ocurre, se busca tratamiento. En primera instancia Ud. debe saber que, en general, el primer paso suele ser farmacológico, sin ello es muy difícil iniciar un proceso terapéutico.

Estos pacientes tienen tal nivel de invasión mental y de desconfianza a los intentos de ayuda, que abordarlos sin medicación es casi imposible. A su vez, este proceso debe ser tanto personal, como psicoeducativo para su familia. Hay diferentes niveles de gravedad, sin embargo, en cualquiera de ellas, no es un cuadro que remita fácilmente. Es un trastorno de ansiedad y el aumento de estrés, es un desencadenante de crisis más severas dentro del ciclo, que generan recaídas. El trastorno tiende a tener un proceso crónico, pero no en niveles sintomáticos, sino que pasa de pequeñas y excesivas preocupaciones a rituales altamente complejos para evitar algún tema que quien padece TOC, teme afrontar.

TOC puede ser gracioso cuando se lo ve en una película o en una obra grotesca, sin embargo cuando se lo vive es torturante, desde situaciones llevables a otras que pueden ocupar la actividad mental hasta desesperar. Ser puntilloso con el orden de mi escritorio es una cosa, pasarse mirando en un espejo el cuerpo desesperadamente durante horas es otra. Ordenar los sweaters por color se lleva, andar haciendo rituales de manera casi continua hasta dominar la vida de alguien, es una terrible experiencia. Es un mal que duele y se vive penosamente, recorta libertad, dispone del tiempo y la mente del que la sufre, genera problemas con otros y desespera, el TOC es desesperante, una turbina en la cabeza que no para. Una tortura…y como tal, lo gracioso es solo una forma metafórica de contarlo, en la realidad de gracioso no tiene nada…

Etiqueras:
Categorías:
Licenciado en Psicología • Magister en Psicología Social Comunitaria • Profesor de Diversas Facultades e Institutos de Psicología de Argentina y el Exterior • Consultor Internacional en Conflictos Sociales y Cultura de Paz • Especialista en Terapia Familiar • Especialista en Trastornos de la Conducta Alimentaria • Fellow Membership de la Academy for Eating Disorders USA.
Los Conflictos: “¿matriz de la violencia o puente para la equidad?”