Clinica de Familia

www.clinicadefamilia.org

Clinica de Familia

www.clinicadefamilia.org

Clinica de Familia

clinica-de-familia2-002Clínica de Familia es un centro de consulta y programas de tratamientos psicológicos con varias especialidades, la de mayor envergadura, es en Trastornos Alimentarios (Obesidad Infanto-Juvenil, Anorexia y Bulimia Nerviosa, Trastorno por Atracón).Para el abordaje de estos últimos, se cuenta con un Programa de Tratamiento que presenta una diversidad de prácticas, contando con un equipo interdisciplinario, que realiza un trabajo conjunto e integrado institucionalmente.

El Programa Integral, se encuentra bajo la dirección del Mg. Fabián Melamed, referente en el abordaje de los trastornos alimenticios, quien cuenta con 30 años de experiencia en la temática. Fue director del Centro Integral de Patología Alimentaria (CIPA) en Mar del Plata (desde 1989 – 2001); Ex – director del Hispano American Special Interest Group (SIG); Miembro Fellow de la Academy for Eating Disorders. Ha dado charlas y cursos en varios países de Hispanoamerica y ha sido Organizador de otros, tales como el Seminario Internacional: Nuevos Abordajes en Trastornos de la Conducta Alimentaria brindado por Cynthia Bulik “Reemplazando mitos por realidades”, en el año 2013; y miembro del comité organizador de varios congresos internacionales sobre la temática, siendo el último, el XI Congreso Hispano Latinoamericano de Trastorno de la Conducta Alimentaria llevado a cabo el 11, 12 y 1 de Noviembre de 2015 en la ciudad de Mendoza.

En la actualidad, Clínica de Familia ofrece un Programa de Tratamiento Multimodal que cuenta con las siguientes prestaciones:

  • Tratamiento psicoeducativo familiar e individual
  • Terapia familiar
  • Psicoterapia individual
  • Psicoterapia grupal
  • Orientación nutricional
  • Psicofarmacología
  • Monitoreo diario de consultas según necesidad

El mismo consta de tres fases:

  • De recuperación sintomática. Su objetivo es la remisión de los síntomas característicos de los trastornos de la conducta alimentaria, centralizados en la estabilización de la alimentación y el peso, en área corporal; y en el área psicológica, en la estabilización del humor, la ansiedad e impulsividad. También tiene como objetivo la reinserción social y familiar.
  • De prevención y manejo de recaídas. Aquí, los pacientes ya recuperados de su sintomatología, deben mantener dicha mejoría, con mayor autonomía de su vida, enfrentando nuevas situaciones hasta entonces evitadas. Es la etapa caracterizada por las recaídas, es inherente a ella.
  • De autonomía funcional del paciente. Implica que el paciente se auto-asiste en su tratamiento y evolución sin apoyo familiar ni grupal. Aumenta su autonomía de la familia de origen y resuelve conflictos personales y vinculares.

Al comienzo se realiza una admisión con la familia de la paciente, que son por lo general quienes consultan. Es fundamental realizar un diagnóstico diferencial del cuadro, teniendo en cuenta posibles comorbilidades (patologías médicas o psiquiátricas, asociadas)

Se da fundamental importancia al espacio de Psicoterapia Grupal, ya que el grupo contiene, muestra identificación y resultados y va brindando herramientas. Se fortalecen, ven otras experiencias, aprenden, se sostienen, ayudan.

La familia es un aliado central, ya que es merced a ella que se aplica de manera cotidiana, las estrategias de recuperación primaria del  paciente.

Si bien se trata de un modelo de tratamiento estructurado, está adaptado individualmente a cada paciente en base a la edad y a las características tanto del trastorno específico, como de su familia.

El tiempo estimado del tratamiento, se desarrolla en un período que, según la evolución de cada paciente, ocupa entre dos y tres años.

Nota:  En el año 2008, se sanciona la ley 26.396 de prevención y control de los Trastornos Alimentarios, que establece que “quedan incorporadas en el Programa Médico Obligatorio, la cobertura del tratamiento integral de los trastornos alimentarios” (art. 15); y “la cobertura que deberán brindar todas las obras sociales (…) y las empresas o entidades que presten servicios de medicina prepaga, conforme a lo establecido en la ley 24.754, incluirá los tratamientos médicos necesarios, incluyendo los nutricionales, psicológicos, clínicos, quirúrgicos, farmacológicos y todas las prácticas necesarias para una atención multidisciplinaria e integral de las enfermedades” (art.16). Por lo tanto, es obligatoria la cobertura del tratamiento por parte de todas las obras sociales.